martes, 16 de junio de 2015

CON OLOR A LIBERTAD

En esta ocasión quiero compartir un aspecto de la informática que muchos pasan de largo o simplemente desconocen y en lo que a mi se refiere, me ha enseñado buenas costumbres: He aprendido que compartir es bueno y que un pirata es el que ataca y roba un barco, no el que comparte con sus semejantes conocimientos, información, técnicas, métodos, recetas, ideas, etc. (No debería llamarse por la misma palabra que atacar barcos al hábito de compartir)
Un aspecto de la informática que atraviesa lo técnico para entrar en el campo de lo Ético. Si, es correcto; ÉTICA EN LA INFORMÁTICA. Esta ética es un aspecto fundamental de este movimiento Filosófico por la libertad de los usuarios en la informática..


Nacen Preguntas:
Puedo ser libre en la informática ? pero, qué implica ser libre en la informática?...

MI EXPERIENCIA:  
Ya encontrándome trabajando bastante tiempo atrás dentro del ámbito informático, a principios del 2010 a raíz de una situación con un cliente es que me acerco a sistemas libres. Hasta entonces sabía muy poco al respecto.  
El problema de mi cliente radica en no poder editar  SUS documentos con el archi­conocido WORD.  (solo podía leerlos)
El tema era el siguiente; La licencia de su actual suite ofimática al haber caducado le imposibilita el correcto uso del procesador de texto; “MICROSOFT WORD”. Lo mismo con el resto de las herramientas de la misma suite.
La solución era simple; bastaba con correr en la máquina del cliente un ejecutable que se encargara de burlar ese sistema  generando una licencia  funcional. En cuestión de segundos a golpe de ratón se tendría finalizado el trabajo y yo a la espera de mi paga.  Otra posible solución seguramente mucho más correcta podría haber sido pagar la licencia (y cobrarle al cliente la licencia + el trabajo).


Pagar la licencia implica: comprar un permiso para usar el soft, en nuestra máquina.  
No estoy seguro que pasó por mi cabeza en ese entonces, pero me incline por una tercera opción que jamás antes había elegido. Al encontrarme con un cliente totalmente frustrado le sugiero un reemplazo directo a su actual suite ofimática privativa (o propietaria) solo que en este caso libre (osea bajo licencia GPL). Con el visto bueno del cliente instale por primera vez la suite ofimática;  “OPEN OFFICE” - sobre una plataforma Windows-.
Una vez puesta en marcha la suite sugerida, el labor había terminado con un cliente más que satisfecho con el trabajo realizado.
Ese momento, fue el punto de partida para iniciar con un enfoque totalmente distinto a todo lo realizado con anterioridad; había ganado una visión que cruza lo técnico, para entrar en (un aspecto de )la “ética de la informática”.  
VISIÓN GENERAL
El común de la gente desconoce que las licencias de uso para el software existen y mucho menos que hay que pagar por ellas. resulta que aun cuando estas sean pagadas el software
está sujeto a reglas y normas de uso, insoportables por cierto (detalladas en el contrato de instalación)  
Muchas veces pasa que al enterarse de esta situación se es tarde, como fue el caso del hotel “BARILOCHE”, debiendo pagar una indemnización superior a los $100.00 pesos junto a otros casos que se están sumando con el correr de los días en la misma Capital Federal, sin ir muy lejos.
El uso del software propietario bajo la ausencia de la correspondiente licencia de uso, implica una violación a la propiedad intelectual basándose en la ley 11.723 y esto tiene rango constitucional en el art. 17.  
PERO, QUÉ ES EL “SOFTWARE LIBRE” ???
El Software Libre es una cuestión de LIBERTAD no de precio. Cuando se habla de Software LIbre es mejor evitar términos como; “REGALAR”, o “GRATUITO”, porque dichos términos implican que el asunto pasa por el precio no la libertad.
El Software Libre está basado el la libertad de ideas, desarrollo colaborativo de programas y en la eliminación de patentes de software.


Software Libre es aquel que respeta las libertades del usuario y la solidaridad de su comunidad.
Un programa que no es libre se lo llama PRIVATIVO.  
Un software es libre si respeta las libertades que tienen los usuarios, para; EJECUTAR,  COPIAR, DISTRIBUIR, ESTUDIAR, CAMBIAR y MEJORAR UN SOFTWARE. Más precisamente sólo un programa es considerado LIBRE si tiene las cuatro libertades esenciales:


Libertad CERO (0); EJECUTAR el programa con cualquier propósito. ­Libertad básica ­  
Libertad UNO (1); ESTUDIAR Y MODIFICAR el programa
Libertad DOS (2); DISTRIBUIR COPIAS.  
Libertad TRES (3) DISTRIBUIR COPIAS MODIFICADAS.  


LIBERTAD CERO;  
Significa ser libre de poder EJECUTAR el programa para cualquier persona u organización.  
Usarlo en cualquier tipo de sistemas de computación para cualquier trabajo y proposito sin estar  obligado a comunicarlo a su programador o a alguna entidad especifica. En esta libertad el  propósito de los usuarios es el que importa, no el de los programadores.
Como usuario es libre de ejecutar un programa para sus propósitos; y si lo distribuye a otra persona, también también es libre para ejecutarlo para sus propositos, pero usted no tiene derecho a imponer sus propios propósitos.    
LIBERTAD UNO:
Le permite estudiar y entender cómo trabaja el programa, también cambiarlo según los propósitos del usuario.
LIBERTAD DOS:  
Es aquella que permite compartir con el prójimo y es esencial por motivos fundamentalmente éticos.  
LIBERTAD TRES:
Esta libertad da la oportunidad de contribuir con nuestros cambios y así beneficiar a la comunidad.  
Para que la libertad UNO y TRES tengan sentido debe tener acceso al código de fuente del programa. Por consiguiente el código de fuente es condición necesaria para el Software LIbre.
SI las respeta en su conjunto, entonces el usuario debería ser libre de poder redistribuir copias, tanto con o sin modificaciones ya sea gratis o cobrando una tarifa por distribución.  


No es mi intención hacer las lecturas muy tediosas, por lo que hasta acá llegamos. En una segunda parte voy a incluir al principal referente y padre de este movimiento por la libertad en la informática.


Saludos,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario